domingo, 22 de abril de 2012

Amor Eterno

Capítulo 9:
Iván era amigo mío desde hacía algunos años. Pasaba bastante desapercibido en el mundo del fútbol español pero no en el holandés, de donde él era natal.
Desde que rompiera con Alejo, él fuera un gran apoyo para mí. Y, hacía unas semanas que estábamos saliendo. Nada más salir del centro médico donde me hicieron de nuevo el test por posibles dudas, le llamé para contárselo.
-No te preocupes. Sabes que voy a estar ahí y le cuidaré como si fuese hijo mío-me tranquilizó.
-Muchas gracias. Pero no creo que…-me interrumpió.
-Sí. Te prometí amarte en lo bueno y en lo malo. Y esto a pesar de cómo tú lo veas, es bueno-.
Tras hablar unos minutos, colgué. Él estaba en el entrenamiento y no quería interrumpirle.
Llamé a Alejo para comprobar si podíamos quedar en una media hora.
A las 19.40 se presentó en el parque donde surgiera todo. Cuando se lo conté quedó desencajado. Me pidió que volviese con él. Que cambiaría si hiciese falta pero que no dijese que el niño era suyo.
-Ese no es el caso. O te quise, te quiero y te querré tal y como eres. No quiero que cambies-respondí.
-Entonces, ¿cuál es el problema?-preguntó intrigado.
-Pues que ahora tengo pareja. He encontrado a alguien que me quiere y no me hará sufrir. Alguien que nunca me dirá que me quiere y luego se lo dirá a otras; que nunca me dirá que soy la mujer más bella y esa tarde se irá con otras; alguien que no querrá volver conmigo sólo porque espere un hijo suyo pero que me impida decirlo. Alguien que simplemente, me quiere de verdad-.
-¿Eso piensas?-preguntó y cuando asentí, continuó-no quiero que nadie sepa que ese niño es mío, ya te dije antes. Te harán daño si eso ocurre-.
Dicho eso se fue con los ojos cristalinos a punto de llorar. Me quedé descolocada por aquellas duras palabras pero pensé que sería un cabreo momentáneo. De todas formas, Iván accediera a ejercer de padre y por lo tanto darle el apellido.
Llegué a casa e Iván me recibió con un efusivo beso. Preparara la cena: unos percebes, de primero; una chuleta, de segundo. Para ser un chico no estaba nada mal; aunque el postre fuera lo mejor.      Me cogió entre sus brazos y me llevó a la habitación. Estaba feliz aunque no dejaba de pensar en que tal vez, Alejo fuese un poco duro conmigo.
Mientras Iván me desnudaba poco a poco e iba besando mi cuello, yo no lograba apartar a Alejo de mis pensamientos. De pronto sentí una corazonada. Supe que algo iba mal.
Cuando a él le pasaba algo, también me pasaba a mí y esto era que algo no iba bien.
-Para, por favor-pedí.
Iván se incorporó. No entendía lo que ocurría.
Sonó el teléfono y vi el nombre de Jorge reflejado en la pantalla.
-Tienes que venir inmediatamente-dijo alterado.
-¿Qué ha pasado?-pregunté confusa.
-Alejo…-lloró.
-Mira ahora mismo no estoy para sus rollos, ¿vale?-.
-Tú no lo entiendes. Alejo ha muerto, Natalia-.

7 comentarios:

  1. :O SE HA MUERTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO? :'(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... :(
      Necesitaba deshacerme del personaje por lo que pasó en la vida real y esta era la mejor forma :S

      Eliminar
    2. se me olvidara poner quien era jajaja

      Eliminar
    3. jajaja no pasa nada. Lo suponia, eres de las pocas personas que visita el blog :)

      Eliminar
  2. http://unrinconparadan.metroblog.com/guestbook/

    ResponderEliminar
  3. WTF!?
    Aunque agradezco que haya cortado el pron que estaba por venir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja tu agradeces cualquier cosa tambien :)

      Eliminar